Review: Android Wear y LG G Watch

Muchas veces hemos deseado tener la tecnología cerca, incluso hemos soñado con cosas similares a la ciencia-ficción, como tener relojes espía que te ayudan con todo. Hoy este tipo de cosas son posibles, y todo gracias a Android Wear. En este artículo haré una review del Sistema Operativo de Google para relojes y del LG G Watch, el dispositivo que se vende en Google Play de la marca coreana con forma cuadrada (sí, los hay redondos también).

Android Wear: Un sueño hecho realidad… y bugs

El sistema operativo en sí tiene muchas cosas buenas, así como el hecho de consumir tan pocos recursos como para poder meterlo en un hardware de gama alta de 2011 (un solo núcleo y 512 MB de RAM) sin tener ningún tipo de cuelgue, lag o problema de insuficiencia de almacenamiento (4 GB en las versiones vendidad en la Google Play Store). Sin embargo, todo lo bueno tiene que tener algún grano por ahí, y Android Wear no será menos: el software aún está bastante verde, y por lo tanto, alguna vez tiene cuelgues o las apps no se abren al primer instante, si no que tienes que abrirlas tres o cuatro veces para que se inicien. Aun teniendo en cuenta todo esto, Google y los fabricantes de hardware están realizando una gran tarea, ya que diseñar un terminal así y que consuma tan poco no es tarea fácil.

El aspecto del sistema es sencillo, tanto que para que lo entendáis, sólo tendréis que abrir Google Now en vuestro teléfono. Las tarjetas son esenciales en el sistema, ya que muestran todo lo que queremos saber: notificaciones, el tiempo, pasos, recordatorios… En definitiva, tienes el centro de notificaciones y las tarjetas de Google Now en la muñeca.

Google Fit - Tarjeta de Wear
Tarjeta de Google Fit.

Puedes configurar des del teléfono (con la app de Android Wear) las apps que mandarán notificaciones al reloj, que por defecto serán todas, al contrario que con los Smartwatch de Sony que todavía usan Android 4.0 normal. Des de la misma app puedes gestionar qué apps realizarán las acciones por defecto, sincronizar el terminal y el wearable, depurar por Bluetooth el sistema operativo (si eres desarrollador), tomar capturas de pantalla o cambiar el aspecto o esfera del reloj (las cuales se encuentran disponibles en Google Play, aunque el reloj en sí ya tiene un gran abanico para escoger).

También hay que decir que las apps y esferas se descargan e instalan EN EL TELÉFONO, y luego la app de sincronización mandará la información al reloj. Si se desinstala en el teléfono, se desinstalará también en el wearable.

LG G Watch: Simple, pero potente a la par

Conservando el diseño del LG Optimus G, el G Watch nos ofrece una experiencia muy buena en Android Wear. Es el reloj más sencillo del mercado en cuanto a diseño, aunque cambiándole la correa puedes conseguir que se vea más formal, más de deporte o, simplemente, más tú (admite cualquier correa de 22 mm).

El reloj cuenta con unas especificaciones muy estándares en el mundo smartwatch actual, y os aseguro que son muchísimo más que suficientes. Cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 410 de cuatro núcleos, a una velocidad de 1.2 GHz, 512 MB de memoria RAM y 4 GB de almacenamiento.

En el mundo real, el reloj ofrece un rendimiento increíble, es resistente y además vistoso. La batería, por eso, es algo justa, llegas al final del día, con un 20% (haciendo un uso moderado tirando a alto), con lo cual tendrás que cargarlo cada noche. Aunque no es un problema si tu teléfono puede aguantar dos días sin cargar, como mi OnePlus One.

La única pega que le pondría al dispositivo es el hecho de no contar con un sensor de luz, ya que al sol no se ve nada de la pantalla. El Motorola Moto 360 lo tiene, aunque cuesta más dinero.

El terminal cuenta con Android 4.4W de fábrica, una versión especial de KitKat diseñada para Wear. Aun así, al poco rato de usar el reloj ya se me actualizó a Lollipop. El rendimiento es casi el mismo, no se nota nada, aunque tiene más características, como el modo Luz Solar o el Modo Cine, entre otros.

Android Wear 5.0.1
Android 5.0.1 en el reloj.

Aunque tengas la versión 5.0 en el reloj, sigue funcionando con el móvil, si te entran dudas al respecto. Los wearables se pueden usar con cualquier versión igual o posterior a Android 4.3.

Opinión

Software algo verde, hardware muy a la altura de cualquier cosa. Google debe mejorar algunos aspectos de Android Wear, mientras que los fabricantes deben permanecer así y mejorar. En las próximas versiones de los relojes que saquen yo pondría el sensor de luz, algo vital en mi opinión.

Igualmente, Android Wear es más que bienvenido a mi muñeca. Y más con un reloj como el G Watch, altamente personalizable y fiable.

 

Espero que esta review os haya gustado y os sea útil. ¡Nos vemos pronto!

P.D: Muchas gracias a mi novia Judith por regalarme el G Watch esta navidad!

Deja un comentario